El Cuento - 2019

Prensa


Opiniones y comentarios del público.

21 de octubre de 2019 · Redes Sociales

"IMPECABLE ARTE VISUAL. VALORES HUMANOS. BARRIO. AMOR. JUEGO. COLORES. ROSARIO. MADRE. FOTOS. RECUERDOS. SONRISAS. CANTO. ALEGRÍA. HIJO. ATÚN. PELOTA. JUEGOS. AZÚCAR. CUENTOS. VIEJO. CAMIONCITO. FÁBRICA. FOTOGRAFIA. VÍAS. ARBOLES. RIO. PLAYA. PAPÁ. ARENA. MAR. PRIMEROS PLANOS. SILENCIOS. ACHUCHAR.
Me abordaron tantas emociones anoche en el cine “El Cairo” de Rosario, recuperado por el gobierno provincia, que puedo seguir enumerando.
Una vez más el rosarino Claudio Perrín nos deslumbra filmando con el corazón, su talento y unos pocos mangos. (No debería existir un argentino que no mire “Bronce”, Perrín 2013)
Con el candor del cine francés y con los planos de la profundidad de Tornatore, Perrín nos trae una historia sencilla, sin pretensiones y de hondo contenido emocional.
En un rincón de Rosario, solo reconocido por los locales con las paredes decoradas contra el gato chupasangre de turno, única referencia directa a la actualidad, una mujer, Claudia Schujman también quizá hoy la mejor actriz en la plaza rosarina, y su hijo, también en el mundo real Zahir Perrín, pasan sus días en esa relación especial y hermosa reflejada en los planos de papá que filma de maravillas.
Una oda al amor y la esperanza expresado y mostrado de todas las maneras. Una mamá que está siempre, que expresa, que mira protege y acompaña. Papá por allí, ¡Que lindo que esté!
La vida simple, las hormiguitas sin descanso y el vecino, el viejo de los recuerdos, David Edery, aquel abuelito entrañable que siempre tendremos junto a nosotros. El convite y el compartir de lo que tengamos.
Emocionan los recuerdos, los viajes, las vivencias, los gestos y la presencia.
Invita la pelota, la infancia, y las tardes de tomar la leche con mamá.
Transporta la fábrica, el camioncito y el empedrado.
Que grandeza la simpleza de enamorarse de la vida"

Germán Cogorno

 

"Claudia, Claudio y todo el equipo y la producción salgo de el Cairo de ver el cuento, conmovida, agradecida llena de dolor y poesía. La película es muy bella, muyyyyyy especial, de las hechas con tiempo, con planos poéticos, con vínculos y tan para este momento. Llorar y abrazarlos. Di anoche una conferencia sobre Tarkovsky en la Uba y hable del tiempo y el recuerdo. No sabía NADA de la película. Preparaba mi alma para Udes. Los amo y admiro. Por su propio talento y resistencia llegaron a hacer el cine de la denuncia y la ensoñación. Desde lo más hondo de mi. La Chiqui" 

Chiqui González

 

"Anoche fuí al cine El Cairo y para ver El Cuento. Metáforas en todo el relato . Frases cortas , personajes abominables que se desprenden de la lectura de un cuento que una madre , cada noche , lee a su hijo. Todo se enciende y cobra vida , y luego pareciera que estos personajes vuelven a la "oscuridad u obscuridad " (cómo más te guste), la voz entrecortada del niño , la tensión , y el señor que aparece y corre poco a poco , los fantasmas de estos personajes . Bella metáfora sobre el miedo , contada con una estética fantástica , y excelentes actuaciones de Claudia Schujman, Zahir Perrin , y David Edery .
Ese personaje esperpéntico que pareciera que en algún momento aparecerá , genera un miedo muy intenso no solamente en el niño , sino también en los espectadores . Pueblos vacíos , porque este ser diabólico los ha devorado , árboles que sacuden sus ramas por un viento intenso . Y ese pasillo , y las galletitas que el chico pasa por una ranura , para alimentar ?, y esa puerta siempre cerrada . Pero no puedo contar el final . Vean esta maravillosa película de Claudio Perrin (UMBRAL; BRONCE: EL DESENTIERRO), EMOCIONA , CONMUEVE.....BRAVO!!!!"

Oscar Sanabria

 

"Vengo de ver El cuento. Una película donde ficción y realidad, relato y vida, pasado y presente, presencias y ausencias se entretejen al ritmo de una naturaleza frondosa, onírica, simbólica. Una ciudad vacía, sitiada, un niño que mira por la rendija, una madre que también es niña frente al miedo, a la pérdida, a la soledad. La literatura y el arte que nos permiten decir y gritar, aunque sea solo en las paredes o entre paredes, que nos permiten trazar un horizonte deseado. La fuerza de los nombres, de la palabra, para conjurar el olvido. La tarea de resistir y encontrarse, de rememorar y reconstruir como las hormigas que levantan un grano de azúcar y amorosamente lo llevan aunque acechen los ogrontes.
Gracias Claudio, Claudia, Zahir, David y todos los que nos regalaron esta belleza"  

Gabriela Wolochwianski

 

“Hay otro mundo y está en éste… eso me dijo Paul Eluard… con Ricardo  le agregamos que queremos un mundo de perfiles bajos, menos ríspido, menos puntiagudo. Eso es “El cuento”, perfiles bajos, cielos limpios y estrellados….caminar por ahí, con una camperita de hilo, enamorada. Claudio me manda el link, es la madrugada en Sóller, Mallorca. En la casa/taller/tienda de Carlos, el mejor lugar para tener señal es la escalerita mirando la calle desierta, los pisos de piedra, las luces, las calas tan bellas que él construye…Me olvido de todo, me sumerjo en el cuento, lloro, por quien lloro?...quizás todo seria más fácil si cada quien  tuviera su cuento. Las cruces, las vírgenes, los rincones, la tristeza de esa madre, su ternura. Donde está el padre?  Ah cierto…está filmando. Y ese David inmenso, de pocas palabras, y el tesoro de una lata de atún…con tan poco hacer tanto. Que decirte Zahir? Qué afortunado!  tantos abrazos, tantas risas, tanto buscar, tanto secreto revelado o en rebelión. Tanto detalle pequeño en esa mágica edición, la contundencia de los objetos y de los rincones. La ciudad desierta, las referencias políticas. La piba Belén haciendo magia en sus dibujos. Para los que lo conocemos saber que es la casa de la infancia de Perrin, sus objetos, sus imaginarios potencia la emoción… pero también es universal el mundo de la infancia, con lo prohibido y lo posible. Con los silencios y la falta de aire por la noche, con lo sagrado y lo profano. Con ese Ogronte que ya se va, que nos deje de joder! Con esa música que aparece y me recuerda pedazos de una obra que hicimos juntas Clau. Es una maravilla que el cuento de Irulana sea una fotocopia en blanco y negro. Me la bebí de un trago, quiero volver a verla en pantalla grande. Escribo esto de un tirón, en un avión y vuelvo a llorar, de alegria, de intensidad, de ganas de abrazarlos fuerte fuerte Claudia, Claudio y Zahir, y a todxs quienes hicieron posible “El cuento”. Vuelvo, volvemos, nos abrazamos”

Laura Copello

 

"No tengo muchos recuerdos de que me hayan leído cuentos antes de irme a dormir. La verdad es que me apena un poco decirlo porque son de esos recuerdos que me gustaría visitar. Tal vez sea por esa ausencia que siempre me ha gustado contarlos. Hoy se los cuento a Gala, a mi sobrina, y a veces me pasa como a “ELLA”: que sigue leyendo aun sabiendo que al lado ya duermen pero que de todas maneras lo escucha, y siendo sincera, quizás sea yo la que necesita seguir contando(ME)lo.
Anoche me contaron el cuento por todos lados. De repente mi cuarto olía a siestas, me encontré chequeando mi respiración, deseando tomarme un vaso de jugo, pasar galletitas por debajo de la puerta y comer fideos con la mano. De a ratos detenía la imagen, necesitaba que no termine, como cuando se acaba el libro maravilloso que leemos, esa lucha trágica entre el deseo de conocer el final y la certeza de que ese mismo sentimiento se va a desvanecer una vez leída la última línea.
Pelotas y soldaditos, estallidos de bombas en dedos, Zahir y ustedes ahí jugando el juego: cuándo se juega en serio dan ganas de jugar.
Gracias Zahir por contarme el cuento. Así es más lindo irse a dormir"

María Romano

 

"El jueves pasado fui a ver El cuento, la película de Claudio Perrin, filmada como legado para el hijo…tremendo gesto de amor. Durante la proyección fueron muchas las sensaciones, los recuerdos y los pensamientos que me conmovieron y me mantuvieron también expectante, preguntándome ¿y esto cómo terminará? ¿Y qué pasará con esos seres, en ese mundo extraño? Luego, empecé a leer bellos y agradecidos textos que hablaban del impacto que les provocó el film, ¿qué podía agregar? Y ahora sí quiero decir, porque para mí es una película de la que me siento parte. Una película que tiene la fuerza de lo familiar conocido y, a la vez, la extrañeza de lo familiar. Ahí están Irulana, mi mamá, mi papá, mis abuelas, mi hijo, mi hija, mi sobrino Zahir, mi hermana y mi cuñado, seres queridos, conocidos…que a la vez no son ellos porque van contando una historia que puede ser de cualquiera, un cuento que nos muestra la desolación y la belleza, los silencios y los ruidos amenazantes, la soledad y la solidaridad, el enojo y las risas, los juegos de infancia, la mirada protectora y preocupada de la madre sobre el hijo, las presencias y las ausencias, el pasado, el presente y el futuro en un juego temporal que la cámara recorre con imágenes poéticas…Una película pensada, acariciada y construida en los bordes de la ficción…"

Nora Schujman

 

"Si de algo sirve es que todavia sigo como anonadado, anestesiado, me hicieron hacer una regresión hacia las fibras mas intimas de mis emociones, de recuerdos de niños en donde aflora lo tierno la inocencia protección que uno tuvo de niño con respecto a los padres abuelos la vida y muchas mas cosas bellas. Gracias x hacerme aflorar las emociones lindas tan guardadas quizas olvidadas a veces ante éste mundo donde la violencia es dura y aparece en todos los aspectos, suspenso y x qué no terror. Me mató Zahir, derroche de sensaciones multiples anoche no paraba de llorar...
Quien no quisiera estar metido en su cabeza y explorar sus sensaciones emociones sentimiento y legado sobre todo que experimentó.
Claudia es muy buena actriz, al menos yo le veo facetas como para no encasillarla en solo una y ésta ultima va muy bien!!!
Todavía estoy anestesiado bajo la magia que me produjo la peli...
Ésta peli va a dar que hablar!!!! Saludos!!!"

Fernando Amondarain

 

"Queridos Claudio, Claudia y Zahir.

Imposible decirles personalmente lo agradecida y conmovida que estoy luego de ver El Cuento. Toca mi vida tanto como la de ustedes. Me conmovió infinitamente ese cuento del que tantas veces hablamos con Nori, de sus sentidos implícito y explícitos, me emocionó recordar esa bella casa en Pueblo Esther (hoy de ustedes) donde escuché a Mary preocupada porque "Claudia no se quede sola" ...y oa felicidad que tuvo cuando encontró a su compañero y luego la llegada de Zahir. Recordé la calidez de Elías...y la voz de Claudia desnudando que "me hace llorar mi papá"...diciendo quizás lo que yo por pudor o mezquindad no decía. ..

Recordé una y otra vez mi infancia y la de mis hijos...

Las otras infancias para las que trabajé...

El país perdido, el soñado y el que llegará...

Me tocó en estos días despedirme de mi madre...La necesaria memoria aún me hace llorar...y no quería que se confundiera mi gratitud con tristeza, por eso prefiero escribirles.

Sigan haciendo este cine, nuestra memoria colectiva se los agradece.

Me honra contarlos entre mis afectos cercanos.

Los abrazo a los tres. 💞💞💞"

Silvia Moya

Opiniones y comentarios del público.

Más artículos de prensa

Compartir en:

© Copyright 2022
Zahir Films
Todos los Derechos Reservados
Sitio web desarrollado por Polisemic