El Cuento - 2019

Prensa


Crítica - Todo el mundo y la mirada de un niño

21 de octubre de 2019 · Rosario 12 · por Leandro Arteaga

Así también, el devenir narrativo que Perrin elige -con asesoría notable de Verónica Rossi desde el montaje, algo reconocido por el propio director- no conoce una lógica causal precisa. Las elipsis marcan el pulso, y las escenas no poseen comienzos ni términos claros. Lo que oficia es una yuxtaposición (de sentimientos, podría legítimamente decirse). Las imágenes conviven de modos a veces simultáneos, sin precisar de modo claro el nexo narrativo causal. El raccord surge extraño. Como el cuadro compuesto de muchas fotos familiares que la madre le enseña sobre el desenlace de El Cuento -nada casualmente- a su hijo.

En este sentido, la memoria -allí, justamente, la evocación que de Tarkovski el film elige en una cita- como constructora del pasado. El pasado, a su vez, como arcilla. En el marco de un presente que se tiñe de miedo, dolores, angustias, personas encerradas y vocacionalmente vigiladas. Un panorama sombrío. Pero está Zahir. Con él, la película cobra el vuelo que el director, se estima, necesitaba tras esa experiencia límite que supuso Umbral, película surgida de manera herida, tras el linchamiento en Rosario del joven David Moreira.

 

Esa angustia todavía late, tal vez la exprese el mismo respirar afectado, asmático, de Zahir, que la madre sabe cómo calmar. Una oxigenación que despierta hacia un mundo mejor. El cine, aquí, se asume como uno de sus agentes más importantes. Sus imágenes meditadas, finalmente, intuyen cuándo tomar posesión de la gran pantalla. Para decir lo que ahora, en este mismo momento y no otro, sucede entre los ánimos y las calles de una ciudad que es ésta y también tantas otras. Y todo gracias a la mirada de un niño. ¿Hay algo más potente?

Crítica - Todo el mundo y la mirada de un niño

Más artículos de prensa

Compartir en:

© Copyright 2022
Zahir Films
Todos los Derechos Reservados
Sitio web desarrollado por Polisemic