Bronce - 2013

Prensa


6 muestra del Cine Centro e Iberoamericano de la Asociación Nicaragüense de Cinematografía (ANCI)

16 de octubre de 2014 · Comentario del sociólogo Roland Membreño · por Roland Membreño

BRONCE

Un privilegio y joya de cierre de la 6 muestra del Cine Centro e Iberoamericano de la Asociación Nicaragüense de Cinematografía (ANCI). Extraordinario film que nos regala Claudio Perrin, desde Rosario Argentina.

 

Nos asalta esa puesta en escena novedosa y bellamente atrevida de la posibilidad del amor en hermanastros acorralados por la soledad, la eminente separación y una sobrevivencia patética consumada a fuerza de los sobresaltos del despojo y reventa de placas de bronce de las bóvedas del cementerio ruinoso (donde sus padres están enterrados), igual que sus vidas y un pasado del que reniegan con distinta intensidad, gráfico en el olor a pescado en la piel adulta de ella del que desesperadamente y en vano intenta librarse y que remonta a una infancia de la que no logra deshacerse en el recuerdo del desamor familiar profundo en la figura del padrastro, de la vida del río y de pescadores pobres.

 

Todo está por irse y Bertha (Claudia Schujman en una encarnación extraordinaria de su complejo personaje) intenta el amor en esas horas que los separan de un amanecer en que posiblemente ya no volverán a estar juntos. Juega todas las cartas, reconstruyendo ante un Horacio en la actuación de Miguel Bosco (más perplejo, a ratos escandalizado, que tentado) con vos gruesa pero no exenta de sutileza el expediente de erotismo que los liga desde la adolescencia, hasta el mojito que pasa luego a crudo y llegadero ron y que los libera por un instante mágico a una risa y distensión del que están libres los demás momentos de la trama. Bertha no exime el recurso al maquillaje precario e improvisado pero con la que se sabe hermosa y siempre deseada por su medio hermano.

 

Nada de esto funcionará en Horacio en el que todo es fuga hacia un lugar donde no haya nadie, figura de una isla en el estuario a la que quiere remitirse pero que sabe solo un sueño y por eso se paraliza frente al bote que podría llevarlo a ella. No quiere redención a un desamor que posiblemente el mismo ignora, pero que la lucidez de Bertha busca remitir y redimir en la humanidad de ambos buscando el imposible del amor entre ellos, la trascendencia de un mito y un tabú que les impide la felicidad, quizás su única posibilidad, y que nos deja en esa noche sin luces o de luces muertas, como el bronce cuya cualidad paradójica es que en su dorado no brilla.

Roland Membreño

6 muestra del Cine Centro e Iberoamericano de la Asociación Nicaragüense de Cinematografía (ANCI)

Más artículos de prensa

Compartir en:

© Copyright 2019
Zahir Films
Todos los Derechos Reservados
Sitio web desarrollado por Polisemic